Pipetas automáticas


Una de las características que no puede faltar en este tipo de herramientas es que no tienen un receptáculo que le sirva como depósito a excepción del tubo donde se lleva a cabo la medición.

Las primeras pipetas que fueron fabricadas, se hicieron de cristal, aunque con el paso del tiempo esto ha ido evolucionando a tal grado que ahora es más fácil encontrar instrumentos hechos de plástico.

Muchas personas están de acuerdo que es conveniente hacer una división de los diversos tipos de pipetas que existen en el mercado, para que así sea mucho más sencillo su manejo.

Para empezar, conviene realizar una diferenciación entre las pipetas conocidas como de volumen fijo y las que son de volumen variable. Por simple lógica, las primeras brinda la oportunidad de obtener mejores resultados, al ofrecer un mayor grado de exactitud en sus mediciones.

Otro subgénero es el que podemos encontrar cuando analizamos pipetas que funcionan de manera manual y las que lo hacen de forma eléctrica o electrónica. Dentro de la primera categoría, es decir, el de las pipetas manuales, encontramos las llamadas “de pistón”, en las que un operario ejerce una presión sobre el sobre el émbolo o perilla de succión, ya sea para extraer o depositar líquido en un recipiente.

Existen también pipetas neumáticas que no son otra cosa que dispositivos de transferencia de líquidos en los que hay una cierta cantidad de aire contenida entre el pistón y el cilindro. En contraste, encontramos a las pipetas de desplazamiento directo, cuya particularidad principal reside en el hecho de que el pistón llega a tocar plenamente la sustancia con la que se está trabajando en ese momento.

Por último, las pipetas automáticas, bien podrían definirse como aquellos implementos que ya cuentan con una cantidad de volumen determinada y que se encuentran perfectamente calibradas. Utilizando estos instrumentos, el operario únicamente tiene que presionar tanto para succionar algún líquido como para transferirlo a otro recipiente.

¿Cual es el procedimiento adecuado que se debe seguir cuando se trabaja con una pipeta automática?

A continuación, te mencionaremos los pasos más importantes que debes seguir para llevar a cabo una medición satisfactoria, sin que corras ningún riesgo.

- Ajusta la rueda hasta que llega la marca del volumen que necesitas.

- Pon una punta plástica del tamaño adecuado en el extremo inferior de la pipeta. Asegúrate de que esta pieza se encuentre bien ajustada, ya que de lo contrario se pueden presentar errores en la captura del líquido.

- Presiona el botón ubicado en la parte superior de la pipeta automática y espera hasta que llegue a la primera marca. Posteriormente (sin soltar el botón) sumerge la pipeta de manera vertical en el vaso de precipitados donde se encuentra la sustancia que quieres extraer, hasta que la punta traspase la tensión superficial. Esto es generalmente alrededor de los 5 mm de profundidad.

- Después ve soltando poco a poco el botón, para que el instrumento se llene. Se recomienda que este paso dure entre 2 y 4 segundos.

- Luego coloca la punta de la pipeta en el contenedor donde va a ser depositada la sustancia. Oprime el botón hasta que vuelva a llegar a la primera marca y no lo sueltes hasta que la herramienta se vacíe por completo.

- Finalmente retira y descarta la punta plástica.

Esperamos que esta información, te sea útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>